Clepsidras de Tierra

Ya sabemos todos que el tiempo no vuelve. No puede ni quiere volver. Ya hablé de esto en otros posts, no es mi intención hacerlo otra vez.

En 3er grado, me acuerdo, estudié comunidades originarias (aborígenes, les decía la maestra. Tardé mucho en saber que eso no estaba tan bueno, que los aborígenes no tienen orígen y las comunidades originarias sí lo tienen y uno bien fuerte y bien único). Me enseñaron sus costumbres, vestimenta, organización social. Los ví en dibujitos de libros y un día hasta nos disfrazamos para hacer una obra de teatro sobre ellos. Para mí era un juego. Creo que para todos era así.

La comunidad La Primavera del pueblo Qom lloró hace 8 meses el asesinato de uno de sus integrantes. Estaban en una protesta en la ruta por la tierra y la Policía Provincial que el gobernador K Gildo Insfrán envió a reprimir, disparó sobre los manifestantes y mató. Fusiló, mejor dicho, según el último video que está circulando desde ayer en yotube, canales de tv, correos.

Cuando Nietzche escribió La Gaya Ciencia, se refería al problema del eterno retorno cuando decía “… la eterna clepsidra de la existencia volteada una y otra vez y tú con ella, pequeño grano de polvo!…” Ese concepto (el eterno retorno) no tiene mucho que ver con la represión del Estado burgués que dirige Cristina Kirchner y sus gobernadores aliados como Insfrán, pero yo ya no puedo evitar pensar en una derivación de ese concepto hacia estas cuestiones (la represión a las comunidades originarias, el asesinato de los miembros de esas comunidades). Roca fue el que inauguró en estos sures la costumbre de los patrones de matar para deshacerse de todo aquél que molestara las aspiraciones de la burguesía local de constituírse en una nación burguesa hecha y derecha (bien, bien derecha). Con el tiempo los partidos pro patronales fueron asumiendo las tareas de la soberanía nacional y ahora son ellos (peronistas, radicales, menemitas, kirchneristas) los que se encargan de mantener a raya a los pueblos originarios, no sea cosa que se haga costumbre luchar por que el derecho a la tierra de los que viven y/o trabajan en ella esté por sobre el hecho de que hay unos pocos vivos que ni viven en ella ni la trabajan y sin embargo la poseen.

La ruta se humedece cada vez más bajo el cielo nublado de Formosa. El cuerpo sin vida de Roberto López yace sobre los pastos altos del monte y a su alrededor se agrupan los milicos para dejar ordenadas al lado de su cuerpo las armas que él nunca usó.  Minutos antes en el video se escuchan los gritos de las mujeres, se ve la desesperación de los hombres. La llegada de las ambulancias es tantantan formal, tan sinsentido cuando matar era la orden, matar e incendiar. Las casas de los Qom arden sobre esa ruta, bajo ese cielo. El eterno retorno (las comunidades originarias de hace 2 siglos, los luchadores populares de hace 4 años, siempre nuestros y siempre muertos) es un hecho. No hace falta filosofar mucho más para entenderlo.

Recuperar la Tierra es una necesidad urgente. Un derecho. Y un deber. De todos. Para todos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: