Archive for julio 20th, 2011

julio 20, 2011

Trabajador vota trabajador o no vota nada

Hoy apareció el subte E empapelado con la nueva campaña K: “Buenos Aires somos todos. Ahora votá Filmus.” El “Buenos Aires somos todos” está enmarcado en un corazón ROJO, el fondo es azul y ahí es donde con letras negras aparece el “Ahora votá a Filmus”, afuera del corazón, afuera de lo rojo. A mí no me joden, el mensaje subliminal del asunto es que el Gobierno K quiere el voto de la centro izquierda y de la izquierda y dicen: “buenobueno, ya te divertiste, tu corazoncito zurdo ya votó a tu partiducho de izquierda, ahora salí al mundo real que es azul y Filmus es el que lo puede dirigir.” Ilusos. Ja. El otro afiche, que hasta ahora sólo ví en internet, tiene arriba a la derecha un corazón rojo (el fondo, obviamente sigue siendo azul recordemos que lo real para esta gente es lo que está afuera de los corazones) gigante que dice “Educación” y abajo a la izquierda otro que le sigue en tamaño y dice “Trabajo”. Igual, como siguen buscando el voto más de centro derecha aparece un muñequito en silla de ruedas (wtf??) sosteniendo un corazón que dice “Seguridad”. Obviamente ese cartelucho tiene las imágenes de todos los estratos sociales (empresarios, trabajadores, intelectuales, estudiantes, profesionales, bla). Ay, qué graciosa es esta gente.

Veamos: Represión contra los obreros de Mafissa. Represión contra los trabajadores del Casino Flotante. Corrupción y esterilización de las organizaciones de lucha democrática y del pueblo pobre. Operativo Cinturón Sur. Antes, Operativo Centinela. Represión a los docentes y petroleros de Santa Cruz. Represión a las comunidades originarias. Asesinato, fusilamiento a los luchadores Qom. Asesinato, fusilamiento de los pobres del Indoamericano. Pactos con la burocracia sindical. Okultamiento de los archivos de la dictadura. 7000 efectivos genocidas en la Policía. 4000 luchadores obreros y populares procesados. MARIANO FERREYRA.

Votar eso?

Hace poco (casi una semana) salía esta nota en el periódico del PTS, La Verdad Obrera. Es sobre las elecciones en Santa Fé, pero el concepto sirve para entender un punto clave. “En los 12 últimos años se produjeron 600 mil accidentes laborales. En los últimos tres años, casi 300 muertes, a razón de poco menos de 100 al año. Un albañil que trabaja en el Puerto General San Martín gana $1500 pesos, mientras que si lo contrata Cargill, esa misma empresa factura el doble de ese precio en 60 segundos. (…) Dianda y Correa, contratistas muertos en Acindar; Santillán, muerto en Paraná Metal; Burgueño, obrero muerto en Vicentín; Lucero, Crespo y Ares y los cientos de miles de albañiles muertos en Santa Fe: esos son los nombres del genocidio obrero en Santa Fe. ”

No votes a los que nos reprimen, a los que nos  niegan la tierra y la comida y el trabajo, a los que nos encierran en sus cárceles, a los representantes de los que nos encierran en sus fábricas, a los que destruyen nuestras escuelas y nuestros colegios y nuestras universidades. No votes a los representantes de los patrones.

TRABAJADOR VOTA TRABAJADOR, O NO VOTA NADA.

Viva el Frente de Izquierda y de los Trabajadores!

Viva la lucha por la Revolución obrera y socialista!

Y el ROJO de nuestros corazones teñirá de ROJO los afiches, las ciudades, el país, el mundo entero.

Anuncios
julio 20, 2011

Clepsidras de Tierra

Ya sabemos todos que el tiempo no vuelve. No puede ni quiere volver. Ya hablé de esto en otros posts, no es mi intención hacerlo otra vez.

En 3er grado, me acuerdo, estudié comunidades originarias (aborígenes, les decía la maestra. Tardé mucho en saber que eso no estaba tan bueno, que los aborígenes no tienen orígen y las comunidades originarias sí lo tienen y uno bien fuerte y bien único). Me enseñaron sus costumbres, vestimenta, organización social. Los ví en dibujitos de libros y un día hasta nos disfrazamos para hacer una obra de teatro sobre ellos. Para mí era un juego. Creo que para todos era así.

La comunidad La Primavera del pueblo Qom lloró hace 8 meses el asesinato de uno de sus integrantes. Estaban en una protesta en la ruta por la tierra y la Policía Provincial que el gobernador K Gildo Insfrán envió a reprimir, disparó sobre los manifestantes y mató. Fusiló, mejor dicho, según el último video que está circulando desde ayer en yotube, canales de tv, correos.

Cuando Nietzche escribió La Gaya Ciencia, se refería al problema del eterno retorno cuando decía “… la eterna clepsidra de la existencia volteada una y otra vez y tú con ella, pequeño grano de polvo!…” Ese concepto (el eterno retorno) no tiene mucho que ver con la represión del Estado burgués que dirige Cristina Kirchner y sus gobernadores aliados como Insfrán, pero yo ya no puedo evitar pensar en una derivación de ese concepto hacia estas cuestiones (la represión a las comunidades originarias, el asesinato de los miembros de esas comunidades). Roca fue el que inauguró en estos sures la costumbre de los patrones de matar para deshacerse de todo aquél que molestara las aspiraciones de la burguesía local de constituírse en una nación burguesa hecha y derecha (bien, bien derecha). Con el tiempo los partidos pro patronales fueron asumiendo las tareas de la soberanía nacional y ahora son ellos (peronistas, radicales, menemitas, kirchneristas) los que se encargan de mantener a raya a los pueblos originarios, no sea cosa que se haga costumbre luchar por que el derecho a la tierra de los que viven y/o trabajan en ella esté por sobre el hecho de que hay unos pocos vivos que ni viven en ella ni la trabajan y sin embargo la poseen.

La ruta se humedece cada vez más bajo el cielo nublado de Formosa. El cuerpo sin vida de Roberto López yace sobre los pastos altos del monte y a su alrededor se agrupan los milicos para dejar ordenadas al lado de su cuerpo las armas que él nunca usó.  Minutos antes en el video se escuchan los gritos de las mujeres, se ve la desesperación de los hombres. La llegada de las ambulancias es tantantan formal, tan sinsentido cuando matar era la orden, matar e incendiar. Las casas de los Qom arden sobre esa ruta, bajo ese cielo. El eterno retorno (las comunidades originarias de hace 2 siglos, los luchadores populares de hace 4 años, siempre nuestros y siempre muertos) es un hecho. No hace falta filosofar mucho más para entenderlo.

Recuperar la Tierra es una necesidad urgente. Un derecho. Y un deber. De todos. Para todos.