Archive for mayo, 2011

mayo 20, 2011

إضراب

Con Osama muerto por orden de Obama (asesinato que sus pares europeos celebraron ampliamente), la Casa Blanca acaba de anunciar que le “perdonará” a Egipto 1 billón de dólares de la deuda y que le va a “prestar” 1 billón más. El Banco Mundial, el FMI y otras instituciones multilaterales se pondrán con alrededor de 3 mil millones de dólares para las nuevas “democracias” en Medio Oriente.1

Cuesta creer que unos dólares más, unos dólares menos (la suma propuesta hasta el momento no es comparable a las grandes sumas que EEUU envió a Europa al finalizar la Segunda Guerra Mundial), logren que esa clase obrera increíblemente bella que paralizó la ciudad de Mahalla en el 2008 y que fue una de las principales fuentes de lucha y resistencia en la plaza Tharir durante los 18 días que duró la protesta por la renuncia de Mubarak, que luego extendió la organización de la plaza a los barrios y las fábricas, organizándose independientemente del gobierno y los patrones, en sindicatos, volviendo a Tharir hace menos de 1 mes para exigir el alto al toque de queda impuesto por el gobierno provisional del Ejército, que levantó (sin tener ninguna dirección revolucionaria más que la de sus propias necesidades históricas de clase), consignas transicionales fundamentales como participación en las ganancias, renuncia de gerentes y jefes,  apertura de libros contables de las empresas, etc, esa clase obrera que se extendió desde las fábricas textiles de Mahalla a las de  Suez y Daqahlia, llegando incluso a las empresas de la ciudad de El Cairo, etc… cuesta creer que esa clase obrera que acaba de solidarizarse con el pueblo pobre y obrero de Palestina enfrentando la represión que desató sobre ellos la policía enviada por el Ejército, pueda ser convencida de que lo que estaba buscando era la “democracia” que les viene a ofrecer la diplomacia yanqui (y la de Sarkozy, Cameron, Berlusconi, etc).

Ayer jueves 19 de mayo, de camino al bondi, pasé por Plaza de Mayo. Me encontré con unos 80, 9o jóvenes pintando carteles sobre el suelo rosa-sucio (debajo del cual, hay playa. De Río. Pero playa al fin). Todos españoles. Se juntaron en un momento y aproveché para sacarles una foto, foto que después se reprodujo en unas 5, 6 más de sus carteles. Cantaban. Aceleradamente, cantaban. Combinadamente, con los cientos de miles de jóvenes que se juntaron también ayer en Puerta del Sol en Madrid para protestar contra los recortes de Zapatero y el desempleo a que los condena la política del Gobierno.

Las plazas del mundo muestran el ritmo con el que empieza a nacer esta nueva época de levantamientos y marchas y protestas generalizadas. Es un ritmo de una melodía que aún no se escucha, sólo vemos sus claves sueltas sobre el pentagrama, sus tiempos. Esos tiempos siguen la velocidad marcada hace sólo meses en Tharir. Esas velocidades buscan un sentido y una dirección. Encontrar la dirección, será cuestión de organización de clase.

Obama (o Zapatero, o Sarkozy o su probable sucesora Le Pen hija, o Cameron o Berlusconi) no puede salir muy bien parado de este escenario. Porque si Tharir es Puerta del Sol y es Plaza de Mayo y es Trafalgar y todos nosotros (estudiantes, trabajadoras, trabajadores) estamos en esas Plazas, no hay nada que pueda detener nuestra música vectorial, que es una música de ritmos acelerados, zigzagueantes de a ratos, pero que tienden por necesidad histórica a unirse, a fusionarse, a solaparse, a combinarse. Nuestra molecularidad, la molecularidad de nuestra clase se segmenta así y se esparce, se acelera, se combina con las molecularidades de las otras Plazas, todas se hacen una.2 Una que pide a gritos que aparezca su cuerpo entero, ese cuerpo hermoso por el que vive y crece: la clase obrera, nuestra clase. Y que exprese lo que es evidente que andamos necesitando para transformar las Plazas en Revoluciones3: إضراب

1. http://www.guardian.co.uk/world/2011/may/19/barack-obama-middle-east-aid

2. http://cort.as/0q16

3. إضراب es HUELGA en árabe

Anuncios
mayo 18, 2011

Leyendo diarios de hoy

Los fenómenos físicos no tienen, en el mundo que percibimos nosotros, reversibilidad. Las cosas no pasan 2 veces. Pasan una vez. Y listo. Se puede intentar repetir el experimento, pero nunca es igual, nunca es idéntico, porque sucede en un tiempo que es irrepetible para nuestra experiencia.

Hace 3 años los titulares de los diarios, las radios, internet, los noticieros, los programas de análisis, fueron inundados por 6 letras en un orden único: crisis. El 2008 llegó a su fin en algún momento y un 2009 aparentemente recuperado hizo su entrada en escena. Los intelectuales a sueldo de la burguesía invirtieron tiempo,  dólares y euros, en explicar cómo era que lo peor ya había pasado. Algunos, un poco más serios, prefirieron advertir a sus estados locales el peligro de que crisis todavía persistiera en imprimirse y pronunciarse, y la entonces necesidad de ajustar las políticas estatales. Varios Estados escucharon el alerta y ajustaron. Inglaterra, Francia, España, mientras anunciaban los despidos que vendrían en los próximos meses, tomaron los impuestos del pueblo pobre y obrero y se los regalaron a los bancos. Estos, salieron a flote y el pueblo pobre y obrero se hundió.

Pasado ese rescate, en base al cual en teoría (la teoría de ellos, de su clase), todo iba a estar mejor, hoy los precios de las materias primas están tan altos que pueden generar una crisis similar a la de la década del 70.1 En Inglaterra, el índice de desempleo disminuyó en relación al 2008, pero debido a la inflación los salarios reales están cayendo a un ritmo de 2.3% al año y esta situación será “una característica de la economía durante algún tiempo por venir”.2

Ayer, martes 17 de mayo, hubo una nueva manifestación en España. La Puerta del Sol desbordó de jóvenes, mujeres y hombres que no tienen trabajo.3 El centro de Londres vivió el mismo martes una escena similar cuando miles de estudiantes de medicina, médicos, psicólogos, trabajadores de la salud, marcharon por las calles del centro en contra de los recortes al sistema de salud pública. Y vivirá una escena parecidísima el 30 de junio cuando 500.000 o más empleados públicos, entre universitarios, docentes secundarios, trabajadores de la salud, etc, inunden las calles y las plazas de la capital inglesa para protestar contra los recortes estatales.4 En Francia, hace sólo un mes atrás, el presidente Sarkozy se vió obligado a decir cosas como “no puedo aceptar que las empresas del CAC 40 puedan distribuir más de 80 millones de euros de dividendos para los accionistas y que, al mismo tiempo expliquen que no tienen plata para los salarios”. 5

Y es que las masas populares, las trabajadoras y trabajadores, los estudiantes de Europa vienen sintiendo algo en el aire: el aroma dulce y brillante de la primavera árabe, esa que hace pocos meses les mostró que “Si peleás, podés ganar”.6

Los fenómenos sociales tampoco se repiten 2 veces. Atrás y lejos quedaron las revoluciones del 1900 y son irrepetibles los procesos políticos y económicos que se fueron desarrollando de esa parte a ahora para llegar a lo que existe hoy.

Pero ese algo en el aire que sienten los jóvenes y trabajadores ingleses y egipcios y españoles y franceses y libios es parte de una continuidad histórica, de una tendencia material y necesaria de la mayoría de la humanidad (que es trabajadora y pobre) a conseguirse oxígeno nuevo, lluvias y soles y nubes espumosas y cielos azules, tierras, océanos, playas, plazas, calles, apropiárselos, hacerse uno con ellos, ser parte del mundo, disfrutarlo, vivirlo.

Las cosas, entendidas como las percibimos nosotros, no se repiten. La crisis del 30 y del 70 y del 2008, no son iguales. Pero su esencia es la misma. Con las primaveras de 1848 y de 2010 pasa lo mismo.

Será cuestión entonces de transformar esa esencia en Revolución, antes de que ellos transformen la suya en nuevas penurias y sufrimiento para nuestra clase.

1. “La reprise mondiale est passée par là, faisant largement oublier la crise de 2008 «Jamais les prix n’ont été aussi élevés. Nous sommes au cœur d’un choc sur les marchés mondiaux, le plus important depuis les années 1970», insiste Philippe Chalmin, professeur d’économie à Paris-Dauphine et coauteur du rapport annuel Cyclope, publié mardi sur l’évolution du prix des matières premières. «L’indice global des prix a augmenté de 30 % sur un an», poursuit le spécialiste.”   http://www.lefigaro.fr/matieres-premieres/2011/05/17/04012-20110517ARTFIG00691-euphorie-sur-le-front-des-matieres-premieres.php

2. http://www.guardian.co.uk/business/2011/may/18/unemployment-falls-claimant-count-rises

3. http://www.lanacion.com.ar/1374132-miles-de-espanoles-protestan-en-madrid-por-el-desempleo

4. http://www.guardian.co.uk/politics/2011/may/18/public-sector-workers-vote-strike-action-pension

5. http://www.lefigaro.fr/conjoncture/2011/04/07/04016-20110407ARTFIG00588-sarkozy-veut-lier-les-salaires-et-les-dividendes.php

6. http://www.socialistworker.co.uk/art.php?id=24877

mayo 15, 2011

FIT

Aceleran y se encuentran. Como si se tratara de una escena de otro tiempo, el trotskismo crea momentos y aprovecha espacios, para actuar. Se mete en pinturas que no le pertenecen, que él no crea. Y se las apropia. Elecciones 2011, Argentina. Pareciera que resulta de una fórmula lineal, un algoritmo creado para sobrevivir, para no desaparecer ante los ataques que sufren desde siempre: asesinatos de sus militantes, persecuciones políticas, acechos en las sombras a sus delegados de base, acusaciones de estar infiltrados, de estar locos, de ser de Marte, proscripciones, ninguneamientos, silenciamientos de sus voces y sus cuerpos y sus cantos. Pareciera ser un reflejo de vida. Pero no. El Frente de Izquierda y de los Trabajadores es una manera más (de las tantas) que tiene esa corriente creadora de revoluciones y de estados obreros, rescatadora de teoría y práctica revolucionaria, siempre en movimiento, variando sus velocidades, venciendo los rozamientos, transformando las tendencias de muerte, en lucha y moral de vencedores, de luchar por su Revolución. Un nuevo momento histórico se abre en el mundo con plazas desbordadas por el poder de su clase, que impulsan fuerzas y cambios. El trotskismo está ahí, en Francia, Argentina, Brasil, Venezuela, Chile, España, y más. Componentes moleculares de su fuerza palpitan en el mundo, observando, conspirando, planificando. A veces vemos trazos de su cuerpo caminando por las calles, muy temprano a la mañana o a altas horas de la noche yendo y volviendo a y de las fábricas, facultades, calls centers, hospitales, subtes, casas de reuniones largas y discusiones acaloradas, leyendo libros que cuentan la historia, para aprender de ella, o periódicos de letras que dicen, que gritan, que explican. Las vetas de esos trazos se ven en las asambleas de los comedores fabriles, en las asambleas estudiantiles, en los comunicados, los cortes de calles y de rutas. Sus lineamientos más finos aparecen en las huelgas, ese elemento crucial en la lucha por el poder del Estado. Sus expresiones aparentemente “formales” están en las listas sindicales, las coordinadoras estudiantiles, los frentes políticos. No hay que dejarse llevar por las impresiones de todas maneras. La formalidad no tiene lugar en el trotskismo porque él vive de lo dialéctico, lo combinable, lo variable, lo que se acelera y construye nuevas combinaciones y variabilidades y velocidades y aceleraciones.

El trotskismo tiene una oportunidad política histórica en un lugar muy al sur del mundo, en el comienzo del otoño de este hemisferio y de primaveras hermosas por el norte, en Medio Oriente y el norte de África.  Apoyar esa oportunidad política, hacerse parte viva y pensante de ese apoyo, es una tarea que todo estudiante, trabajadora, trabajador, tiene derecho a disfrutar.

Viva el Frente de Izquierda y de los Trabajadores!

mayo 7, 2011

Regalo de mí para mí porque sí

Bellísimo

mayo 5, 2011

(…)

Cristina. Insfrán. Qom. 9 de Julio. Mario y Roberto López…

A veces, los sustantivos van perdiendo sustancia, se van deformando, les van apareciendo sentires asociados que asfixian al lenguaje y a los colores y a los sonidos. Así, de golpe, puede pasar entonces que, desvanecidos los nombres propios, desvanecidos los nombres de acá, de allá y de más allá,  no haya sonido ni lenguaje ni colores para expresar algo. Puede pasar a veces que ya no haya “ganas”. Y está bien sentir así de vez en cuando. Es una licencia permitida. Un bonus. Para juntar fuerzas más que nada, para enfrentar tanta muerte nuestra con tanto dolor nuestro y tanta injusticia sobre nuestra clase. Es una suspensión ficticia del Tiempo que ayuda a levantar otra vez los ojos, volver otra vez a las palabras, buscar en ellas maneras de hacer volver esas velocidades que nos roban todos los días.

Medrano. El compañero.

No. No puedo.

A veces, cuando el orden del Capital se roba las aceleraciones y se impone con fuerza de muerte, los sustantivos son la sustancia. Y aplasta a nuestras palabras, a nuestros sonidos, a nuestros colores. Nos aplasta a nosotros. Y las licencias entonces se extienden.

mayo 5, 2011

Sábato o “el don de la ubicuidad”

A propósito de la muerte del escritor

Por Martin Espinoza

 

“(…)  es posible que Aramburu, además del monumento gorila, llegue a merecer la cantata expiatoria de un SABATO futuro (…)”

La frase pertenece a un párrafo del anexo que hizo Rodolfo Walsh a su libro “Operación Masacre”, titulado “Aramburu y el juicio histórico”, escrito tras el asesinato del general de la “Fusiladora” por parte de los Montoneros en el año 1970.

No es mi intención reivindicar la estrategia política de Walsh ni su balance sobre el hecho (cuestión que no comparto); sino simplemente rescatar esa frase como disparador, que pinta de cuerpo entero al intelectual en cuestión.

Vaya uno a saber si Walsh imagino que Don Ernesto Sábato iría más lejos aun en su rol de intelectual servil. Faltaban 10 meses para que el propio Walsh sea secuestrado por una patota de la ESMA, cuando Sábato se sentó a la mesa de los genocidas.

El 19 de mayo de 1976, fue la fecha elegida por la Junta Militar para convocar a destacados hombres de la cultura para un almuerzo con el general Videla. La dictadura apelaba a dos intelectuales de renombre como Jorge Luis Borges y Ernesto Sábato para fortalecer su legitimidad ante las masas.

Dos semanas antes, el escritor Haroldo Conti era secuestrado de su casa por un grupo de tareas. Algunas semanas después, el cineasta Raymundo Gleyzer corría la misma suerte que Conti y otros tantos intelectuales, periodistas y artistas.

La maquinaria del terror de una clase social sobre la otra, estaba en marcha. Los centros clandestinos de detención comenzaban a llenarse de detenidos-desaparecidos. Algunas fábricas, como es el caso de la planta de Ford en la zona norte del Gran Buenos Aires, se transformaban en verdaderos campos de concentración. Miles de delegados y activistas obreros caían como presas de una cacería devastadora. Había que liquidar la etapa abierta por el Cordobazo de radicalización obrera y popular.

Mientras tanto, a la salida de su ‘comidita’ con Videla, Sábato optó por no dar detalles acerca de las conversaciones mantenidas con el gobierno genocida. El autor de ‘Sobre Héroes y Tumbas’ se limitó a afirmar: “Creo, por razones de cortesía, que debe ser la Secretaría de Información Pública la que informe sobre lo tratado”. Y para el podio de las frases célebres de intelectuales genuflexos, quedó aquella en la que Don Ernesto señaló: “El general Videla me dio una excelente impresión. Se trata de un hombre culto, modesto e inteligente. Me impresionó la amplitud de criterio y la cultura del presidente”.

Nada de ‘Héroe’ y sí muchas ‘Tumbas’, en aquel mayo del 76. Como dijo Osvaldo Bayer en una nota publicada por el diario El País de España: “Sábato nunca se la jugó por nada”. Y agregó con gran acierto que Sábato siempre tuvo “el don de la ubicuidad”. Es decir, de estar en todas partes (Del latín.ubīque, en todas partes)

Precisamente, ese ‘don de la ubicuidad’, “de “estar en todas partes”, fue el que lo llevo a presidir años después la Comisión Nacional de Desaparición de Personas’ (CONADEP), cuya misión fue hacer un relevamiento de lo ocurrido en los campos de concentración de la dictadura por pedido del entonces presidente Raúl Alfonsín. Nacía de aquel informe, el conocido libro ‘Nunca mas’. Allí, Sábato sellaba la visión oficial sobre los ‘70 impuesta por el gobierno de Alfonsín: la teoría de los dos demonios. Esa falsa teoría que tergiverso la historia de lo ocurrido en el período previo al golpe, poniendo un signo igual entre el accionar criminal del terrorismo de estado y toda una heroica generación militante de luchadores obreros y populares. “Durante la década del 70 la Argentina fue convulsionada por un terror que provenía tanto desde la extrema derecha como de la extrema izquierda (…) a los delitos de los terroristas, las Fuerzas Armadas respondieron con un terrorismo infinitamente peor que el combatido” escribió el intelectual servil del poder.

Apelando a ese “don de la ubicuidad”, Don Ernesto volvía a rendir buenos servicios a un gobierno de turno. Comenzaba el operativo reciclaje.

Muerto Sábato, comienza el otro operativo: el de la ‘mitificación’.

Con buen oficio de clase (burguesa), los medios de comunicación masiva elevan a sus finados dirigentes políticos, artistas e intelectuales orgánicos, a la categoría de seres inmaculados, casi perfectos. A lo sumo, humanos con imperfecciones que se vuelven nimias al lado de tan elevadas virtudes.  Alfonsín y Kirchner. Mercedes Sosa y Ernesto Sábato. La operación siempre es la misma.

Y ahora… de la noche a la mañana, el mimado intelectual de régimen militar, se transforma en “figura de la vuelta de la democracia” y “gran luchador por la libertad y los derechos humanos”, según el tributo rendido por la gran prensa.

Mentiras. Puras mentiras, pero que no caen del cielo.

La dictadura, con gran lucidez de clase (burguesa), mientras puso en marcha un plan sistemático para exterminar a los mejores luchadores de la clase trabajadora y el pueblo; se ocupó también de preservar las instituciones de la democracia burguesa. Entre ellas, sus partidos (como el PJ y la UCR). Pero también, intelectuales como Sábato, que nunca se jugaron por nada. O en todo caso, sí: por el poder de turno.

Luego, todos los gobiernos de esta democracia para ricos, se encargaron de cultivar el mito del Sabato “luchador democrático”. Desde Alfonsín hasta los Kirchner.

Tal es así, que el gobierno de Néstor Kirchner en 2006 le entrega al intelectual, un subsidio de 1 millón y medio de pesos para poner un pie un museo con su nombre en el barrio de Palermo. “Fue una gran emoción poder disfrutar de este encuentro”, expresó la entonces senadora Cristina de Kirchner al salir de la casa de Sábato en la localidad bonaerense de Santos Lugares.

Y así, comenzaba a cerrarse la historia de vida del intelectual con “el don de la ubicuidad”. Desde Videla hasta los Kirchner, Sábato siempre estuvo.

Sin embargo, quienes no están, son los compañeros y compañeras que desaparecían mientras él almorzaba con Videla.

En la memoria de Walsh, de Conti, de Gleyzer, de los 30 mil compañeros detenidos-desparecidos… a Sábato no tenemos ningún homenaje que rendirle.

El  intelectual “ubicuo” de la burguesía no es nuestro héroe.

mayo 3, 2011

Historia del Fuego y del Tiempo

Cenizas en las copas de los árboles que no alcanzaron a ser devoradas tapizan por unos segundos el cielo antes límpido y celeste que cubre las cabezas de los Primeros Humanos. Las bestias se refugiaron en la oscuridad del bosque primitivo. El Fuego cumplió el deseo de sus hacedores: poder dormir, comer, jugar. Conseguir Tiempo.

Cenizas de metales mezcladas en el humo tóxico de la pintura que ya no es. Segundos atrás (esa operación es posible), el tiempo pasa sin cambios. Los músculos tensos, presos del frío profundo que atraviesa las fibras y llega hasta el fémur, el esternón, las clavículas. Bocas secas, dedos tiesos, ojos recién despiertos y ya cansados. Insoportabilidad del ser de los Humanos de Hoy. Las partículas en el aire se arremolinan en aceleraciones de furia mientras en la superficie todo pareciera ser “normal”. Hasta que la paciencia no da más. Y la energía contenida en los músculos, los huesos, las bocas, llega a la sangre y enciende el deseo de hacer salir esa energía, ese poder, esa fuerza: el Fuego es lo visible de lo contenido durante segundos, minutos, días, años, siglos. El Fuego aparece en el andén, devora las puertas y los techos, repartiendo el calor que necesitaban (tanto, tanto!) los músculos, liberando la bronca, transformando la angustia en justicia. El Fuego se ensalza en su naturaleza de plasma candente y asfixiante, de gritos y de liberación anhelada. El Fuego es expresión de la bronca por el Tiempo robado.

“Nadie que llega tarde al trabajo hace una cosa así” dijo el Jefe de Gabinete, Anibal Fernández, desde su oficina con aire acondicionado, desde dentro de uno de sus tantos trajes caros, desde su voz alimentada con buena comida y buena bebida, desde su ser de tiempos no perdidos, de tiempos acelerados por intentar aplastar la furia y la bronca del pueblo pobre, al día siguiente.

Nadie que llega tarde al trabajo hace una cosa así. Claro, Aníbal. No es por “llegar tarde al trabajo”. Es por El Tiempo: esos cientos de miles de millones de millones de millones de millones, agobiantes millones de segundos de injusticia, de Tiempo perdido, de sentir, percibir, entender, que uds, los políticos pro patronales y los empresarios a los que sirven y los perros de guardia que los cuidan, nos vienen robando algo hace siglos en fábricas de autos, de alimentos, de metales, en campos de algodón y de frutillas y de cañas. Tiempo robado al hombre, por el hombre. Tiempo robado al trabajador, por el explotador. O por los burócratas sindicales devenidos en empresarios y los funcionarios oficialistas (todos pro patronales, claro, como vos) que dirigen el Ferrocarril Sarmiento. Tiempo robado en trenes que no llegan, en andenes de bajas temperaturas que nos traen frío, andenes de esperas interminables que nos traen bronca, andenes como en el que nos robaron a Mariano, que nos trae tristeza, mucha, muchísima tristeza, que se rodea de más y más frío y más y más bronca.

La verdadera Historia del Fuego y el Tiempo la conoce la clase obrera y el pueblo pobre porque es parte de su Historia. Los Fuegos que vendrán después de estos ensayos serán cada vez más bellos, más únicos, más sublimes. Porque serán Fuegos organizados, planificados, conspirados. El Fuego creado para espantar a las bestias, para conseguir Tiempo, pronto será nuestro.

mayo 1, 2011

Construyendo el día de nuestra clase

“Millones de cubanas y cubanos celebramos hoy el Primero de Mayo con la alegría y el entusiasmo renovados por la exitosa realización del 6to Congreso del Partido, que nos ha trazado el camino para llevar adelante la actualización de nuestro modelo económico.” Así empieza su discurso de hoy, 1ero de mayo, el Secretario Gral de la Central de Trabajadores de Cuba, Salvador Valdés Mesa. Sale publicado a primera hora en Granma, el diario oficial del PCC.

Las fotos (tres) muestran larguísimas filas de trabajadoras y trabajadores y estudiantes, marchando hacia la plaza del acto. No aparecen cifras, pero se nota que son muchos. Decenas de miles de laburantes y estudiantes, marchando bajo una bandera roja, en defensa de lo que el Estado cubano pudo darles hasta ahora.

Hasta ahora, porque el último Congreso del PCC votó el “ajuste” y el “reordenamiento laboral”, es decir: el comienzo de la aniquilación de las conquistas realizadas por el pueblo pobre y trabajador cubano hace más de 50 años. Y es que, lo que no dice Salvador Valdés, es que “la actualización” del modelo cubano, significa para la casta burocratizada que dirige hoy Cuba, el comienzo del proceso de restauración capitalista.

La Plaza José Martí se llena de manos, piernas, cabezas, ojos, de la clase obrera cubana y de sus hijos, la mayoría de ellos, universitarios. Se los ve con sonrisas de dientes blancos brillantes que resaltan sobre la piel oscura, se los ve reírse, levantar los brazos, mostrar sus banderas, jugar con globos gigantes, sostener sus pancartas con fuerza, saludar con sus gorros rojos.

El PCC debería leer su propia publicación más ordenadamente, debería leer las fotos que publica, más seriamente. ” Mientras en muchas naciones las movilizaciones populares por el Día Internacional de los Trabajadores son contra el desempleo, la carestía de vida  y las guerras, en Cuba el pueblo invade plazas y calles para reafirmar su adhesión al Socialismo.”

“En Cuba el pueblo invade plazas y calles para reafirmar su adhesión al Socialismo”, significa que si el PCC quiere terminar definitivamente con él para seguir sosteniendo a esa burocracia que se apropió hace tiempo del Estado cubano, en algún momento va a tener que enfrentarse a las risas de dientes blancos brillantes y a los brazos levantados de esta clase obrera que conoció, que conoce, trazos, vetas sencillas de lo que el Socialismo puede ofrecer a las masas obreras y populares. No le va a resultar tan fácil a la burocracia restaurar el orden del Capital. Menos, cuando los pueblos de distintas partes del globo están viviendo esta nueva “primavera”. Las Plazas (Tharir, Trafalgar) ya empezaron a mostrar los primeros signos de la aceleración. Llegar a la José Martí es sólo cuestión de saber combinar esas aceleraciones. El acto que las organizaciones trotskistas van a realizar hoy en una Plaza de Argentina, la Plaza de Mayo, a las 3.30 de la tarde es parte de entender las variaciones, combinarlas, y lograr transformarlas en una red de aceleraciones profundas, imparables, que destruirán todo lo que existe, que reconstruirán todo.

mayo 1, 2011

Recuperar la Tierra

Tierra de lombrices, de ácaros, de hongos. Tierra de sales minerales, de bacterias, de agua, de oxígeno. Tierra de arcilla, de humus, de caliza, de arena, de piedra, de yeso. Tierra de algas, de protozoos, de levaduras. Tierra con cinabrio, con malaquita, con azurita. Tierra roja, negra, marrón, azul, blanca, verde, naranja.

De su corteza tibia, y húmeda se nutren las plantas. A través de ellas llega la tierra hasta las vacas, los guanacos, las ovejas, los conejos. Por medio de ellos, alcanza a las mujeres y a los hombres.

Así se extiende la tierra desde su centro de fuego y lava ardiente hasta nosotros.

Sobre ella se levantan los cuerpos de las mujeres y los hombres, sobre ella trabajan, caminan, bailan, se dan las manos, se saludan, se abrazan, semiran, se ven, se organizan.

Las mujeres y los hombres que trabajan con sus manos la tierra, que trabajan con sus manos sobre la tierra, están indisolublemente ligados a ella. La tierra está indisolublemente ligada a los hombres y mujeres que trabajamos con ella, sobre ella.

El metal, también sale de la tierra.
Y con él, los hombres que hace ya tiempo se la apropiaron, vienen haciendo escudos, balas, máquinas de guerra.

Los hacen para robarle a la tierra, sus mujeres y sus hombres. Para robarle a las mujeres y a los hombres, su tierra.

La lucha milenaria de los hombres y mujeres que trabajan, por la tierra, sigue hoy. Y sigue dando sangre. Y dolor. Y bronca.

Habrá que luchar entonces sobre la tierra, por la tierra.

Habrá que enfrentarse entonces a los que quieren robarnos lo que es indisolublemente nuestro.

Viva la lucha de la comunidad Qom, de todos los pueblos originarios, de los pobladores del parque indoamericano en Soldati, en Lugano, en Bernal, en el Bajo Flores, por la tierra.

Viva la lucha de los que trabajamos y luchamos sobre la tierra, por la liberación de la tierra, de sus mujeres, de sus hombres.

LA TIERRA NO SE TOMA. SE RECUPERA.