Aceleraciones detenidas

En un segundo, el disparo. La aceleración de la bala destruyendo tejidos y militancia.

No es evidente, pero hay un espacio entre las cosas. Los disparos no son nada en sí mismos, más que eso: disparos. La muerte, tampoco es nada en sí misma, más que eso: muerte. Pero hay momentos entre el disparo y la muerte. Esos momentos detienen aceleraciones, las bloquean. Uno de esos momentos entre el disparo y la muerte del 20 de octubre de 2010 en las vías del Ferrocarril Roca, lo ocupa la burocracia sindical asesina, que estaba estaba ahí, dispuesta a perseguir, a destrozar, a matar. Y que no podía hacerlo sin un gobierno del que fuera su “columna vertebral” ni una Policía que hubiera liberado la zona. Sencillamente, no podía. Por eso, ese momento es de ellos: la burocracia de la UGOFE, la patota sindical de Pedraza, el Gobierno Nacional, los patrones, los capitalistas que lo bancan, la Policía, los perros de guardia que lo sirven. Es el momento en que se ve dónde tiene su base la intensidad del disparo y la dirección y el sentido de la bala: la necesidad de este Estado de combatir a esta juventud bella y única que, a diferencia de las juventudes con sueldo de los partidos pro-patronales, da su vida por la Revolución.

La bala entra en su cuerpo. Hay colapso de arterias y de venas. Y hay miles de quiebres, de gravedad sostenida y asfixiante. Caos. El oxígeno ya no llega, no puede abrirse paso, no llega, no llega, no llega. Sus 23 años se van deshaciendo en virutas moleculares imperceptibles. Los burócratas ríen mientras se lo llevan de nosotros. Mientras nos lo arrancan. Mientras nos lo roban.

Gobierno “nacional y popular”, MENTIRA.

Ayer fueron 6 meses.

Todavía sentimos esa aceleración en los ojos, en las manos, en la voz, en las piernas, esa aceleración pesada de angustia y de bronca y de ganas de que dejen de iluminar las luces que se deshagan las nubes se agoten los sonidos y las imágenes se disgregue el “orden”, ganas de que el colapso que se apoderó de tu cuerpo se extienda y lo haga colapsar TODO.

Es una aceleración de menos de 1 segundo, entre que respiramos y volvemos a conseguir oxígeno.

Pobres burócratas asesinos, Mariano, pobre Gobierno nac&pop, pobres patrones.

Acá hay muchos pulmones que siguen firmes.

Las aceleraciones, las intensidades, las direcciones, pronto serán nuestras.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: