Procesos revolucionarios se abren en Medio Oriente

Students occupy the LSE in solidarity with Libyan revolt. Una nueva huelga general de 24 horas paraliza Grecia. Egypt´s largest public company declares indefinite strike. Urgent appeal for support after Zimbabwean socialists arrested. Febrero de 2011.

Le gouvernement Syrien démissionne. 500.000 march in London against public sector cuts. Les “jeunes de 24 mars” demandent le limogeage du Premier Ministre jordanien. Israel ataca posiciones en Gaza y escala la tensión en la zona. Anti-cuts campaigners plan to turn Trafalgar Square into Tharir Square. Obama warns Libya but attacks go on. The Arab spring is brighter than ever. Record number of young people not in education, employment or training: the neets. Marzo de 2011.

Public sector strikes paralyses Botswana. Lellouche: “La France n´a pas peur de la nouvelle Égypte”. Arguments for constrained capitalism in Asia. “Attention a une secunde vague de révoltes arabes”. Tharir Square comes alive with protesters again. La Hongrie adopte une Constitution trés controversée. Egyptian soldiers attack Tharir Square protesters. Europe´s financial crisis and a shift to the right.  L´euro au plus haut malgré dans un contexte instable. Abril de 2011.

Empecé por febrero, pero el inicio estaba atrás. En algún momento las plazas de Egipto, Túnez, Siria, comenzaron a desarmarse, desestructurarse. Reorganizarse. Flores que intercambiaron espacios y tiempos con risas y cantos y gritos. Árboles que sirvieron de puestos de vigía para voces que alertaron sobre la llegada de los tanques y del fuego.  Polen, pétalos secos y hojas que se confundieron con esquirlas, cristales quebrados, astillas. Sangre y lágrimas escurriéndose en la tierra junto a los minerales y el agua. Las plazas se transformaron desde dentro, cambiaron de lugar, se multiplicaron, cruzaron desiertos, ríos, océanos, crearon nuevas plazas, con nuevos gritos, y cantos y corridas. La prensa burguesa, atontada por la crisis del sistema al que sirve, atinó sólo a preguntarse por el origen del cambio, por el sentido de las flechas que orientan las aceleraciones. Aceleraciones que contagian. Cambiantes de velocidades estancadas. Creadoras de movimiento y fuerza. Las cámaras la vieron, la filmaron, la mostraron a un mundo que la creía muerta. La tinta escribió sobre ella, mucha, mucha tinta yendo sólo 2 años atrás, en la ciudad de Mahalla. Se la viene viendo desde hace tiempo, desde lejos. Está ahí, en las plazas, en la tierra, en las flores, enfrentando las esquirlas y los guantes militares. Generando intensidades nuevas que dibujan mundos posibles, de lucha y resistencia. Ellos, los burgueses, lo saben. Cuanto más lo saben, más intentan no pronunciarla. “Revolución democrática” balbucean mentirosamente desde lejos mientras procuran encerrarla, ocultarla, derrotarla. Pero aunque no la muestren, el motor, el impulso, la intensidad del cambio, su origen, su sentido, su composición básica, su dirección, está ahí. Aunque no se vea aún plenamente, algunos sabemos qué es lo que hace cambiar a las flores, la tierra, los árboles, los ríos, los desiertos, los océanos, las plazas. Algunos sabemos qué es lo que la crisis capitalista ayudó a condensar en la geografía menos esperada.

La clase obrera sigue creando su momento. Mayo, Junio, Julio, nuevos Eneros, Febreros. Meses para que encuentre su velocidad correcta, nos sobran.

Anuncios

One Trackback to “Procesos revolucionarios se abren en Medio Oriente”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: